Naturalismo

Naturalismo

 - Improbable
Estás aquí: Filosofía >> Naturalismo

Naturalismo - Disposición Filosófica y Teológica
El Naturalismo, comúnmente conocido como materialismo, es un paradigma filosófico a través del cual todo puede ser explicado en términos de causas naturales. La materia física es la única realidad -- todo puede ser explicado en términos de materia y del fenómeno físico. El Naturalismo, por definición, excluye cualquier Agente Sobrenatural o actividad. De esta manera, el naturalismo es ateísmo. La exclusión de Dios por parte del naturalismo exige un relativismo moral. Los filósofos concuerdan, sin Dios no existe un estándar universal moral de conducta.

Naturalismo - El Origen del Universo
El Naturalismo enfrenta algunas barreras significativas. Descubrimientos recientes (incluyendo el movimiento galáctico, en la astronomía, y la descomposición de proteínas, en la física) han llevado a los expertos a aceptar esta certeza: El universo comenzó en algún punto en el tiempo -- una singularidad. Sin la posibilidad de un cosmos eterno, existen sólo dos alternativas viables para el origen del universo: Alguien lo hizo, o se hizo a sí mismo. Las observaciones de la ciencia empírica han puesto a los materialistas en una posición incómoda -- deben identificar un mecanismo natural por la que el universo podría haber creado y desarrollado por sí mismo sin un Director Inteligente.

Naturalismo - El Origen de la Vida
El Naturalismo tiene un gran "Talón de Aquiles" - el origen de la vida. La vida sólo proviene de la vida. ¿Cómo encajan esto los naturalistas dentro de su cosmogonía? Deben encontrar un mecanismo mediante el cual la vida pudo evolucionar a partir de materia inorgánica. La vida es increíblemente compleja. ¿Puede este nivel de complejidad surgir naturalmente por interacciones químicas al azar en el tiempo? Los experimentos de "Chispa y Sopa" de Stanley Miller, es lo más cerca que el hombre ha estado de crear vida "naturalmente, a través del azar," a partir de materia inorgánica en un laboratorio. Sin embargo, existen tres problemas significativos con los experimentos de Miller.

Primero, Miller comenzó con los materiales equivocados. Miller supuso una atmósfera de reducción. Metano (CH4), Amoníaco (NH3), e Hidrógeno. Él excluyó a propósito el oxígeno, porque como bioquímico, Miller sabía que el oxígeno destruiría cualquier aminoácido (la materia prima básica de la vida) que pudiese producirse. El oxígeno excluye cualquier origen evolucionista naturalista de la vida. Aún así, no importa cuán profundo excavemos en la corteza terrestre, encontramos roca oxidada, indicando que la Tierra ha tenido siempre una atmósfera rica en oxígeno. Sin embargo, sólo suponga que existió una atmósfera de reducción, libre de oxígeno. Ahora tenemos el problema del huevo y la gallina. Sin oxígeno no hay ozono (O3). Sin ozono no existe nada que proteja a la Tierra de la radiación de los rayos ultravioleta del sol (UV). El problema es que el amoníaco se descompone con los rayos ultravioleta -- el amoníaco no puede existir sin el ozono. Para crear más dudas sobre la hipótesis de la "atmósfera de reducción," tenemos que encontrar metano en arcilla sedimentaria antigua, y no lo hacemos. La geología parece clara: La Tierra nunca tuvo una atmósfera de reducción.

Segundo, Miller utilizó las condiciones equivocadas. Se suponía que el experimento demostrara cómo la vida pudo evolucionar naturalmente a partir de materia inorgánica a través del azar. Miller utilizó una chispa eléctrica para simular relámpagos sobre la antigua tierra. La chispa era necesaria para combinar las moléculas de gas para producir la deseada materia prima básica de los aminoácidos. El problema es que la misma chispa que junta los aminoácidos los destroza. Realmente, actúa mucho mejor destruyéndolos que creándolos. Como bioquímico, Miller sabía esto, así que circuló los gases y atrapó los aminoácidos utilizando un truco muy conocido por los bioquímicos. Se suponía que Miller recreara la generación espontánea de la vida naturalmente, a partir de materia inorgánica a través del azar, pero él actuó como un ingeniero, utilizando su experiencia en la bioquímica. De esta manera, el experimento de Miller no fue para nada aleatorio -- condiciones equivocadas.

Tercero, Miller obtuvo los resultados equivocados. El Dr. Mark Eastman comentó sobre los resultados del experimento de "Chispa y Sopa" de Miller: "Los productos principales del experimento (alquitrán y ácido carboxílico) son venenosos para los sistemas vivientes. Tales químicos envenenan y finalmente matan a los sistemas vivos al adherirse irreversiblemente a las enzimas de las proteínas en ellos. Es así como los pesticidas modernos matan a sus presas. De hecho, si él hubiera bebido la solución que produjo su experimento, es una certeza virtual que Stanley Miller hubiera muerto. El alegar que tal medio tóxico es la cuna de la vida requiere una gran cantidad de fe." (Mark Eastman, M.D., "Creation by Design," 1996, pp. 15) Miller no creó vida -- creó veneno --resultados equivocados.

El evolucionista Robert Shapiro resumió el experimento muy bien: "La mejor química de Miller, como hemos visto, no nos ha llevado muy lejos en el camino hacia un organismo vivo. Una mezcla de químicos simples, hasta una enriquecida con unos pocos aminoácidos, no se parece más a una bacteria, que lo que un montoncillo de palabras reales y sin sentido, escritas individualmente en pedazos de papel, se parecería a las obras completas de Shakespeare." (Robert Shapiro, "Origins - A Skeptics Guide to the Creation of Life on Earth," 1986, p. 116)

Naturalismo - Las Asombrosas Estadísticas
El Naturalismo tiene otro problema. Aún si los científicos descubrieran un método por el cual pudieran producir los elementos básicos de los aminoácidos por procesos químicos al azar, ¿podría evolucionar la vida al azar a partir de materia inorgánica? De acuerdo con los matemáticos seculares, no. Eastman explica: "En los últimos 30 años, un número de prominentes científicos ha intentado calcular las probabilidades de que un organismo independiente, unicelular, tal como una bacteria, pueda resultar al azar, combinando la materia prima básica pre-existente. Harold Morowitz calculó las posibilidades en una en 10^100.000.000.000. Sir Fred Hoyle calculó las posibilidades solamente de las proteínas de una amiba surgiendo al azar, en una en 10^40.000. Cuando usted considera que las probabilidades de ganar la lotería cada semana de su vida, desde los 18 años hasta los 99, son cerca de una en 4.6 x 10^29.120, las probabilidades calculadas por Morowitz y Hoyle son asombrosas. Las probabilidades llevaron a Fred Hoyle a afirmar que la probabilidad de una generación espontánea ´es aproximadamente la misma que la de un tornado arrasando a través de un depósito de chatarra pudiera ensamblar un Boeing 747 utilizando lo contenido allí´. Los matemáticos nos dicen que cualquier evento con una improbabilidad mayor de 1 en 10^50 se encuentra en el dominio de la metafísica -- es decir, un milagro." (Mark Eastman, M.D., "Creation by Design," 1996, pp. 20-22)

¡Lea más ahora!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:

English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Puntos de Vista Filosóficos

Relativismo Moral
Politeísmo
Ley natural
Materialismo
Relativismo Cultural
Comunismo
Dioses Griegos
Dualismo
Agnóstico
Contenido Adicional para Explorar...

Puntos de Vista Científicos
Afirmaciones de la Verdad
Teísmo
Fundadores de las Religiones del Mundo
Religiones del Mundo
Descubrir la Verdad
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Naturalismo to My Google!
Add Naturalismo to My Yahoo!
XML Feed: Naturalismo


Filosofía Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutPhilosophy.org, Todos los Derechos Reservados.